Kaikai

Diseñamos Chile

Somos una marca dedicada a llevar la identidad chilena a todos los rincones
del mundo. Diseñamos y fabricamos localmente objetos de uso cotidiano
que representan a nuestro país en un lenguaje contemporáneo.

Creemos que la chilenidad está en todas partes, no sólo en la chicha o en el indio pícaro. Está en cómo hablamos, en cómo nos vestimos y en nuestro sentido del humor.

Creemos que todo nos sirve de inspiración: desde una investigación sobre pueblos originarios hasta una conversación en la calle.

Creemos en la calidad de nuestros productores y artistas locales. Somos un puente entre ellos y el público. 

Creamos, diseñamos, y producimos en Chile. Todos nuestros materiales son escogidos cuidadosamente, buscando siempre la excelencia. 

Creamos cadenas de producción locales y sustentables, elegimos materiales nobles y evitamos los empaques innecesarios.

Creamos todas nuestras colecciones y productos con cariño, traspasando ese entusiasmo a quienes trabajan con nosotros. Lo pasamos bien trabajando y nos hace felices lo que hacemos. 

Equipo


Catalina Hernández

Diseñadora - MBA
Socia fundadora

Rebeca Infante 

Profesora de Historia y Geografía 
Socia  

Gustavo Concha
Diseñador

Rosario Fuentes
Vendedora 

Antonia Bannen
Vendedora  


Mariana Valencia 

Vendedora  

¿Qué significa Kaikai?

Hace mucho tiempo, Kaikai, la culebra de agua y Trentren, la culebra de tierra, se enfrentaron en una terrible lucha. Kaikai comenzó a subir hacia la tierra y provocó una gran inundación. El mar subía y subía, obligando a la gente a trepar por los cerros, donde vivía Trentren. Para ayudar a la gente, Trentren hizo que también los cerros crecieran, subiendo hasta el cielo. 

Quienes no lograron mantenerse en tierra y cayeron al mar se convirtieron en peces y rocas. Otros, que se quedaron en los cerros, se acercaron tanto al sol que debieron cubrir sus cabezas con los cántaros donde llevaban sus alimentos, llamados trülef


Los hombres comenzaron a hacer guillatunes, ofreciendo sacrificios para vencer a Kaikai. Finalmente el agua y los cerros bajaron hasta que todo volvió a ser como era antes. 


De esta gran inundación hubo solamente cuatro sobrevivientes, dos hombres y dos mujeres. La pareja más joven, que fue designada para continuar la especie, es conocida como llituche, el principio de la gente.